INTRODUCCIÓN

Este estudio no pretende ser exhaustivo, sino aportar una serie de documentación referente a la emancipación de Molinicos, procurando situarla en su momento histórico.

La documentación empleada proviene del Archivo de la Diputación de Albacete y se trata de referencias al proceso, o mejor dicho procesos, de emancipación de nuestro pueblo, principalmente de las actas del Pleno de la Diputación y del Consejo de Despacho. Sería interesante recuperar los documentos a que se hace referencia, que aportarían muchos más detalles sobre el proceso, pero no se puede asegurar que se conserven, o en cualquier caso estén fuera del alcance de un investigador aficionado. 

 

RESUMEN INICIAL

Como consecuencia de la documentación podemos apreciar que Molinicos alcanzó su independencia en tres ocasiones: La primera el 27 de Noviembre de 1838, que seria suspendida el 3 de enero de 1839; la segunda ocasión en diciembre de 1843 ( aunque habría que considerarla más como un levantamiento de la suspensión del anterior período ) y que se cerraría con una R.O. de 25 de junio de 1844 por la cual deja de existir la Villa de Molinicos; la tercera ocasión fue el 15 de enero de 1846, mediante otra R.O., que sería la

Cuadro de texto: MAPA 1: Molinicos antes de la separación entre Elche de la Sierra y Ayna. Como puede verse el término actual de Molinicos ( zona punteada ) pertenecía a los Ayuntamientos de Alcaraz y Ayna.
  
 

 

ENTORNO HISTÓRICO

Las Diputaciones estaban recién creadas para facilitar la administración del Estado, de hecho el que mandaba era el Jefe Político ( una especie de Gobernador Civil nombrado por el Gobierno ) que poseía importantes competencias en lo referente a la creación de términos municipales. La de Albacete se constituyó el 6 de noviembre de 1835.

Nos encontramos en una época turbulenta, muerto Fernando VII en 1833 habiendo hecho proclamar heredera al trono a su hija Isabel, de cuatro años, deja como regente a su joven esposa Maria Cristina. La regente pronto contraería matrimonio con un oficial de su guardia de procedencia humilde, todo lo cual no fue aceptado por Carlos, hermano de Fernando, que se proclamó a su vez Rey, dando origen a la llamada primera Guerra Carlista, que asoló España hasta 1839. Cuando los realistas logran ventajas militares sobre los carlistas y tras una difícil negociación, con interven­ción de las potencias euro­peas, se firmó el 31 de agosto, en Vergara, un tratado sellado por el famo­so abrazo entre Espartero y Moroto, que pondría fin a la primera Guerra Carlista, aunque las escaramuzas en Cataluña durarían hasta el verano de 1840.

En septiembre de 1842 se produce un levan­tamiento liberal de ayuntamientos y diputaciones, haciendo abdicar a la Regente Maria Cristina el 12 de octubre en Valencia, y exiliándola a Francia cinco días después. EI general Espartero se hace con el control del poder y es nombrado Regente el 10 de mayo de 1841. Muy pronto, el 27 de septiembre de 1842, sufre las primeras reacciones con un levantamiento moderado que fue sangrientamente reprimido. EI 13 de noviembre de 1842 el levantamiento, dirigido esta vez por los republicanos, estalla en Barcelona, llegando a tomar la ciudad Condal. Espartero reacciona ordenando el 3 de diciembre que la artillería la bombardee, acabando de esta sangrienta forma con la sublevación pero perdiendo el apoyo de los progresistas.

Durante la minoría de edad de Isabel II bajo la regencia de su madre y posteriormente del General Espartero, el Gobierno contó con el apoyo de los liberales y se rigió por la Constitución de 1837, considerada de carácter progresista, hasta que éstos dejaron de apoyar al Regente por su dureza.

En 1843, el país estaba ya harto de la brutalidad de Espartero y al dejar las Cortes de apoyarlo, las disolvió, marchándose los diputados a sus casas en espera del levantamiento que pusiera fin a Espartero. Los pronunciamientos no se hicieron esperar: el de mayo el general Prim en Málaga, el 27 Milans del Boch en Reus, el 28 en Lugo y el 29 Granada y la mayoría de las ciudades españolas. Espartero sale hacia Andalucía con su ejército con la intención de reprimir la revuelta.

El 23 de julio el general Narváez convence en una arenga, al ejército del Regente para que se pase de bando. Los isabelinos toman Madrid y Espartero huye en barco desde Cedéis el 30 de julio.

El gobierno provisional, nombrado al terminar el levantamiento contra Espartero, convoca cortes, el 8 de noviembre se aprueba la mayoría de edad de Isabel con menos de 14 años y el 10 del mismo mes Isabel II jura la Constitución.

En 1844, el 13 de marzo, se crea la Guardia Civil; el 23 de marzo regresa del exilio Maria Cristina y el 3 de mayo accede a la jefatura de gobierno el general Narváez dando comienzo la "gran época moderada".

En 1845, el 23 de mayo, se publica una nueva Constitución moderada que proclama la catolicidad de España, suprime los derechos de los ciudadanos, estable­ce el nombramiento real de los senadores y recorta el poder de los ayuntamientos y diputaciones.

Los conceptos progresista y moderados no corresponden a la idea que hoy tenemos de ellos, puesto que ni siquiera los que se llamaban progresis­tas reconocían el derecho al voto de todos los españoles, sino a un reducido grupo con importantes ingresos, como vere­mos con más detalle al tratar el tema que nos interesa.  

 

 

LA LEGISLACIÓN LOCAL EN EL PERÍODO 1836-­1843.

 

A consecuencia de la revuelta de los sargentos de La Granja, el 13 de agosto de 1836, Maria Cristina reinstaura por decreto la Constitución de 1812 mientras las Cortes elaboran otra nueva ( que se publicará el 18 de junio de 1837 ), y como consecuencia, en octubre de 1836 se reimplanta el decreto de 3 de febrero de 1823 sobre el gobierno de ayuntamientos y diputaciones. Por tanto será esta Ley la que se aplicó en el proceso de emancipación de Molinicos durante los primeros cinco años, tiempo durante el cual se produjeron los dos primeros intentos frustrados

La Constitución indicaba en su Art. 335 que en aquellas poblaciones donde no hubiera Ayuntamiento y superaran, junto a sus alrededores, los mil habitantes debían de emanciparse y formar Ayuntamiento. Aunque con menos de esta cantidad también podía hacerse por motivos de utilidad pública.

EI decreto de 1923, al hablar de las competencias de las diputaciones, indica en su Art. 83 que son ellas las encargadas de llevar a cabo el establecimiento de ayuntamientos en dichas poblaciones, siendo competencia suya las segregaciones y agregaciones de los pueblos.

En el articulo 84 del mismo decreto se indica que también es competencia de las Diputaciones la determinación de las líneas divisorias de los términos.

Así mismo se indica que es el Pleno de la Diputación el órgano decisorio, encargándose las comisiones de las tareas administrativas y de instrucción de los expedientes que posteriormente trata el Pleno.

 

 

LEGISLACIÓN LOCAL A PARTIR DEL 1844.

Con la calda de Espartero y la llegada al poder de los moderados encabezados por el general Narváez, entramos en una época donde se restringen competencias de ayuntamientos y diputaciones. Esto se lleva a cabo mediante una Ley de Organización y Atribuciones de los Ayuntamientos, de 30 de Diciembre de 1843 ( pocos días después de producirse la segunda emancipación ), aunque en su artículo primero indica que se conserven las modificaciones realizadas durante el período liberal.

En 1845 se publicara una nueva Constitución ( 23 de mayo ) y la Ley de Ayuntamientos. Según la nueva legislación las decisiones de segregación y agregación las tomará el Gobierno, pasando las diputaciones a ser un órgano consultivo en estos asuntos.

Bajo esta nueva legislación obtendría Molinicos su independencia definitiva, después de perderla por decreto y tener que ceder a Elche de la Sierra gran parte de los derechos sobre la dehesa de Torre-Pedro.  

 

ANTECEDENTES.

 

No podemos afirmar que los habitantes de Molinicos solicitaran con anterioridad a 1835 su independencia, entonces de Ayna, y es difícil acceder a la documentación si fue así por no estar formada en aquella época la Diputación de Albacete.

Pero es posible que lo solicitara anteriormente aprovechando alguna de las reformas de la división administrativa de principios del siglo XIX. En la de 1813 es difícil que contara con población suficiente. En la de 1822 es más fácil que se acercara a la cifra de 1.000 habitantes.

Cuando parece más probable que se hicieran gestiones para obtener la emancipación es en la de 1833, en donde se recogieron gran cantidad de propuestas de los estamentos más variados por parte de las Cortes, mientras la Cancillería de Granada elaboraba un proyecto de división.

En aquella ocasión el Gobierno remitió a la Cancillería la siguiente pregunta:”Es necesario que el Acuerdo exprese las distancias a Yeste de Elche y Ayna, y al mismo y a la Capital de esta Alcaldía las de Villar de Gutar, Villar de Vicorto y Campillo a lo cual deben ser agregados como solicita el Ayuntamiento de Letur; y también los de los pueblos de Peñarrubia, Torre Pedro y Cañada, Casa Henea, Pardal y Collados pertenecientes todos a la Parroquia de Molinicos, que se han omitido sin saber los motivos que hubo para ello”.

Esta pregunta parece reflejar alguna propuesta relacionada con las aldeas que formaban la Parroquia de Molinicos y es probable que fuera una solicitud de segregación de sus habitantes.

En cualquier caso era un asunto difícil pues se intentaba segregar parte de dos municipios ( Alcaraz y Ayna ), con gran raigambre histórica, para formar uno nuevo.

 

PRIMER INTENTO: 1838.

 

Elche de la Sierra había obtenido su emancipación de Ayna en 1834, incluyendo dentro de su término a la entonces aldea de Molinicos, permaneciendo en Ayna las aldeas de Río Mundo ( Los Alejos ), Fuente Higuera y Fuente Carrasca. Mientras los cuatro cortijos de Torre Pedro ( Torre Pedro, Los Collados, Cañada Morote y EI Pardal ) permanecían a la ciudad de Alcaraz. Todos estos núcleos de población formaban parte de la Parroquia de Molinicos desde 1793.

EI 1 de julio de ese mismo año Elche de la Sierra solicitó la ampliación de su término con: la Dehesa de Torre Pedro y sus cuatro aldeas, como compensación de la comunidad de pastos que tenía con la Ciudad de Alcaraz y de la que se había visto privada; la aldea de Penarrubia ( de Yeste ) por ser la mayoría de sus propieta­rios vecinos de la población y estar atendidos en muchos aspectos desde Elche; y Villares ( de Letur ) por su proximidad y difícil comunicación, en contraposición a las dificultades de acceso a su matriz, situada a la otra orilla del río Segura y sin contar con un puente. Esta petición, hasta que fue concedida, tuvo una larga tramitación en la Diputación.

En estas mismas fechas se estaba estudiando un proyecto que tendría gran importancia para la comarca: la construcción de una carretera que, cruzando la Sierra, comunicara Hellín con Jaén.

Durante estos años las Partidas Carlistas desarrollaron una gran actividad en la provincia de Albacete, que estaba amenazada en 1837 por la partida de Gómez, que la cruzó causando numerosos daños, para ser parcialmente derrotada en Villarrobledo, desde dónde huyó a Andalucía. Estas acciones, junto a las de las partidas de la Mancha, determinaron que fueran unos años de gran inestabilidad.

En estas circunstancias la Diputación, el día 27 de noviembre de 1838, estudia una solicitud de los habitantes de Molinicos pidiendo su independencia de Elche de la Sierra, accediendo a la misma en contra del parecer de la Comisión, hecho que quedó reflejado en el libro de actas con el siguiente texto:

"Se dio cuenta de otro expe­diente instruido a instancia de los moradores de la Aldea de Molinicos en que pretenden se les separe de Elche de la Sierra y se le faculte para instalar Ayuntamiento independiente, y en su vista se acordó, que sin embargo de lo que manifiestan los Señores de la Comisión de la Diputación que a informado sobre este asunto, se autoriza a las aldeas de Molinicos, Torre Pedro, y Río mundo para la formación de aquél, el cual se establecerá en la primera atendiendo a que todas tres reúnen mil almas a cuyo efecto, así corro para el señalamiento del termino correspondiente se determinará lo que convenga".

Teniendo en cuenta la legislación vigente en aquella fecha, por la cual era la Diputación el órgano competente para aprobar la emancipación, se puede deducir que acepta la emancipación y a partir de ese momento los habitantes de Molinicos estén en condiciones de constituir su propio Ayuntamiento. Puede parecer poca cosa este pequeño asiento en el libro de actas, pero hay que tener en cuenta que por ley tan solo había que reflejar la resolución y no los detalles del expediente, y es la forma empleada para otras de las muchas emancipaciones que se realizaron durante aquellos años al amparo de una Ley que tanto las facilitaba.

Pero en al acta de la Comisión del 3 de enero de 1839 se da cuenta de un comunicado del Jefe Político ( Gobernador Civil ) enviado a la Diputación el 18 de diciembre de 1838, en el que se comunica una Real Orden del 7 de Diciembre, por la Cual se aceptan las peticiones territoriales de Elche de la Sierra, ampliando su término hasta el Arroyó de la Celada, la Rambla de Peralta y el Río Segura. Al final de dicho punto de las actas aparece escrito entre líneas "... y se acordó visto, y se suspende el curso del expediente sobre emancipación de Molinicos y Torre Pedro.", con lo cual quedó frustrado, de forma extraña, este primer intento de emanciparse de Elche de la Sierra.

 

 

 

 

SEGUNDO INTENTO: 1.843.

 

Durante mas de cuatro años la emancipación de Molinicos fue paralizada, mientras tanto se suceden las discusiones entre Elche de la Sierra y sus vecinos para delimitar su término y el reparto de contribuciones consiguientes.

El momento elegido para reiniciar el proceso de emancipación no es el mas propicio, puesto que hace menos de cuatro meses que ha caído Espartero en un levantamiento militar, hace apenas unos días que se han reunido las Cortes, por primera vez después de su disolución, nombrando Reina Isabel II con catorce años y teniendo un Gobierno provisional surgido del pronunciamiento militar.

La situación era confusa, a nivel nacional los moderadores se habían hecho con el poder, mientras la Diputación, que según la legislación vigente era el órgano competente, estaba formada por los diputados de la época liberal, que si bien habían apoyado el nombramiento de la nueva Reina y permanecieron en sus puestos durante varios meses, al subir al poder poco después e general Narváez se verían desplazados.

Según el documento 3, la Diputación estudia el día 27 de noviembre de1843 ( justo cinco años después de la primera ocasión ) una petición de los moradores de Molinicos, encabezada por Antonio Morales, para que se haga realidad la resolución que con anterioridad había tomado la propia Diputación, por la cual se emancipaba a los habitantes de nuestro pueblo de los de Elche de la Sierra, y que de una forma un tanto especial se había transformado en papel mojado.

La resolución de la Diputa­ción es clara y concisa: que el Jefe Político ( Gobernador ), "de las ordenes oportunas para que se constituya la municipalidad en Molinicos, donde se encuentra la parroquia".

EI Jefe Político nombró a Don José de la Serna como comisionado para que se desplazara a estas tierras y se verificara la constitución del Ayuntamiento de Molinicos, pero debió de encontrar oposición por parte de las autoridades de Elche de la Sierra, pues unos días después, el 10 de diciembre, en el Consejo de Despacho, se leyó un oficio de dicho comisionado, informando de las trabas que había encontrado, a lo cual se contestó con una dureza inusitada en este órgano con el acuerdo trascrito en la pagina anterior.

En diciembre de 1843 queda definitivamente constituido el Ayuntamiento de Molinicos como puede constatarse en documentos posteriores. Este hecho se vio reflejado en los libros de bautismo de la Parroquia de San José, puesto que el día 26 de diciembre lo nombra como aldea, mientras en la partida del 27 de diciembre dice “... en la Parroquia de San José de la Villa de Molinicos...”, por tanto, si nos fijamos en este último dato, podríamos fijar el 27 de diciembre de 1843 como la fecha de la emancipación.

En diciembre de1843 se publicó la Ley de Organización y Atribuciones de los Ayuntamientos, ya con la nueva filosofía conservadora de concentrar el poder y por tanto de limitárselo a los organismos locales como ayuntamientos y diputaciones, aunque en u artículo primero ordena la conservación de todos los ayuntamientos existentes, muchos de ellos creados durante el periodo liberal como el caso de Molinicos. Posiblemente esta última medida continuista pretendía no crear un vacío entre ambas épocas.

   EI 3 de enero de 1844 toma posesión de su cargo  el nuevo Jefe Político, señor Belmar, que será la pieza clave de la administración provincial durante la época moderada, teniendo en cuenta al principio numerosos enfrentamientos con los diputados provinciales, elegidos durante el período liberal.

En el archivo de la Diputación encontramos varias noticias sobre la nueva Villa de Molinicos durante 1844:el 12 de enero, en el acta del pleno de la Diputación, se contesta al Jefe Político que a Molinicos le falta la determinación de término; el 24 de marzo, una consulta "..Presidente del Ayuntamiento de Molinicos..." si puede efectuar el sorteo de los mozos con independencia de Elche de la Sierra, a lo que contesta afirmativamente; el 17 de abril, en el acta se lee "...se dio cuenta de una solicitud dirigida a S.M. por el Ayuntamiento de la Villa de Molinicos..." continuando poco después con "...a fin de que se manifieste si las aldeas de Torre Pedro y Río Mundo han de quedar incorporadas a dicha nueva Villa ó a la de Elche de la Sierra..." a lo que contestan los diputado, para evitar conflictos, que se atengan a los antecedentes que obran en Secretarías.

Ante las continuas fricciones que tenia con el diputado encargado de la Comisión de Despacho, Sr. Gómez García, el Jefe Político lo destituye y pone en su lugar al Sr. Mora, mas conforme con su ideología, que influirá negativamente en el proceso de emancipación de Molinicos. 

Las circunstancias están cambiando, en Madrid se ha hecho con el poder Narváez ( 3 de mayo ), y el Ayuntamiento de Molinicos tiene dificultades, pues Elche de la Sierra se sigue oponiendo a su emancipación, por lo cual se queja ante el Gobierno, que pide un informe a la Diputación. El Sr. Mora, desde la Comisión de Despacho, emite el informe y que sin duda influiría en el posterior decreto de supresión de la Villa de Molinicos, y donde se puede apreciar la sugerencia de que se inicie de nuevo el proceso de segregación, aplicando ya las nuevas leyes.

Poco después, el 25 de junio, por un Real Decreto dejaba de existir la recientemente creada Villa de Molinicos. Este punto lo conocemos no por el Decreto en si, sino por la referencia que al hace una contestación de la Diputación al Ayuntamiento de Elche de la Sierra".

De esta manera, bajo la influencia del cambio de Gobierno en España, Molinicos vivió el primer período en que Llegó a tener ayuntamiento, aunque duración tan sólo seis meses. Después de más de cinco años luchando por conseguir su emancipación, cuando la había alcanzado, uno de los muchos vaivenes de la política del siglo XIX se la arrebató, y tubo que comenzar de nuevo el proceso desde el principio, en el que seria su tercer y definitivo intento de constituirse en una comunidad independiente.  

 

 

 

TERCER INTENTO: 1846.

Frustrada su emancipación de 1843, los habitantes de Molinicos comienzan de nuevo sus gestiones para obtener su independencia de Elche de la Sierra, esta vez según la nueva legislación que reservaba al Gobierno la potestad de conceder la segregación de los municipios y que desde su creación hasta este momento había pertenecido a las diputaciones.

Apenas dos meses después de haber, suprimido por Real Decreto la Villa de Molinicos, el 1 de septiembre de 1844, se solicita de nuevo la emancipación ante Don Pascual García Martínez, escriba­no de S.M. y del juzgado de 1 Instancia del Partido de Yeste, concediéndose poderes a D. Antonio Morales, D. Celestino Palacios, José de la Cruz, José Diego Linares, José León e Isidoro Navarro, para gestionar e intervenir en todo lo relativo al expediente de Emancipación.

Durante ese invierno se hicieron las oportunas gestiones ante los distintos estamentos, de forma que al llegar el mes de junio de 1845 el Jefe Político ( Gobernador ) nombra a Don Tiburcio Sánchez comisionado para que se llegue a un acuerdo entre los habitantes de Molinicos y las aldeas cercanas con el Ayuntamiento de Elche de la Sierra. Durante este mes se efectúan diversas reuniones en un pueblo y el otro para crear las comisiones que han de negociar. En concreto en la de Molinicos se reúne un gran número de vecinos, que no sería de extrañar que fueran todos los que tenían derecho a voto, muy restringido en aquella época, en la que sólo se otorgaba este derecho a quien pagaba más de 400 reales de contribución.

Las comisiones nombradas por ambas partes se reunieron y llegaron a una serie de acuerdos en los que Molinicos no salió muy favorecido, ya que se quedó con un término muy reducido, trazándose la línea divisorias en las proximidades del mismo pueblo. La Dehesa de Torre Pedro, que queda geográficamente dentro del término de Molinicos, se divide su propiedad de forma que le corresponden tres cuartas partes a Elche de la Sierra y una cuarta parte a Molinicos, además, otros bienes comunes como edificios públicos, hornos, molinos, etc. quedan en poder de Elche de la Sierra sin dar ninguna compensación a cambio.

Finalmente, el 14 de junio de 1845, se firmó una escritura convenio entre los comisionados de los pobladores de Molinicos y sus aldeas y los representantes del Ayuntamiento de Elche de la Sierra. Este documento, extenso y del que solo reproducimos en estas páginas algunos trozos, ya es conocido y la Asociación Cultural repartió su texto completo hace cuatro años.

Las actas de la Diputación reflejan en su sesión del día 16 de agosto de 1845 el convenio firmado por Molinicos y Elche de la Sierra, no encontrando ningún defecto en él, lo aprueban e indican que se remita al Gobierno para su aprobación. De todo lo antes dicho podemos sacar la consecuencia de que tuvimos que pagar un alto precio, renunciando a muchos bienes comunes, para obtener la independencia y la posibilidad de gobernarnos por nosotros mismos, aunque es posible que influyera el que las negociaciones las llevaran a cabo los propietarios más importantes, a los que les interesaba más el poder administrarse con independencia de los de Elche, que los bienes comunes que beneficiaban, sobre todo, a los vecinos menos ricos.

También  hay que tener en cuenta que la Dehesa de Torre Pedro, en aquella época, estaba en proceso de enajenación y por tanto se esperaba de un momento a otro su venta, con lo cual, como en otros muchos casos similares de aquellos tiempos, pasaría a pertenecer a los propietarios más ricos, que podían desembolsar las importantes cantidades que se requerían para comprar fincas de gran tamaño, creándose así la oligarquía rural que dominaría la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX.

La iniciativa de esta venta la llevaría el Ayuntamiento de Elche de la Sierra, y según manifiesta en diversos escritas pretendía emplear los fondos obtenidos de la venta en un puente sobre el río Segura, edificar una escuela, construir una fuente de agua potable y redimir dos deudas que tiene contraídas, incluso se encuentra una oferta, de un tal Andrés Aguilar, de realizar las obras a cambio de la Dehesa, interesándose también el Director de las Fabricas de San Juan de Alcaraz, con el que abre un largo pleito. Pero dichos terrenos jamás llegaron a ser vendidos y aun hoy día pertenecen con las proporciones indicadas a los Ayuntamientos de Molinicos y Elche de la Sierra.

Regresando al tema principal de este trabajo, la emancipación, recordemos que se había firmado un acuerdo entre los dos pueblos, que la Diputación le había dado el visto bueno y se había remitido el expediente al Gobierno para que creara definitivamente la Villa de Molinicos.

Este hecho se produce finalmente el 15 de enero de 1846, cuando, mediante un Real Decreto del Ministerio de Gobernación, se concede definitivamente la emancipación a Molinicos. El documento, propiamente dicho no lo hemos podido localizar, pero afortunadamente, en su día, se vio reflejado en las actas de la Diputación mediante la breve nota que reproducimos y damos su trascripción en esta misma página, pues a falta del Decreto original, consideramos que es una prueba fehaciente de la fecha en la que Molinicos alcanzó definitivamente su independencia de Elche de la Sierra.

 

 

AYUNTAMIENTO.

Así, el día 16 de marzo de 1846, en contestación a un oficio del Ayuntamiento de Ayna, del 8 del mismo mes, preguntando si los mozos de las aldeas de Fuente Higuera Río Mundo y Fuente Carrasca deben alistarse en dicha Villa o en la recién creada de Molinicos, contestando la Diputación que dichas aldeas pertenecen a la nueva Villa de Molinicos y por tanto deben alistarse en ella.

El 21 de junio de 1846, cumpliendo ordenes del Ministerio de Gobernación por Real Orden del 26 de mayo, se manda incluir alas aldeas de Fuente Higuera, Río Mundo y Fuente Carrasca como parte del distrito municipal de Molinicos. 

El 15 de noviembre de 1846, la Diputación trata sobre la inclusión en el reparto de la contribución de los vecinos y hacendados de las tres repetidas aldeas, aclarando el Ayuntamiento de Ayna que ya se había tenido en cuenta en el reparto que dichas aldeas habían pasado a pertenecer al Ayuntamiento de Molinicos y por tanto tenían que contribuir en el reparto de este último pueblo.

Desde su independencia al Ayuntamiento de Molinicos estaba formado provisionalmente y era necesario que fuera elegido según contemplaba la Ley, por lo cual la Comisión de Despacho de la Diputación, el 19 de febrero de 1847, acuerda que se procesa a elegirlo legalmente.

Las elecciones se efectuaron pronto, aunque no se conozca la fecha debió de ser a principios de marzo de ese mismo año, ya que Consejo de Despacho de la Diputación del 19 de marzo estudia la renuncia al cargo del concejal de Don José de la Cruz, que alega que era teniente alcalde en el anterior Ayuntamiento. Hay que tener en cuenta que el cargo de concejal era obligatorio y a él no podían acceder los miembros del anterior consistorio.

Finalmente, en el acta de la Diputación del 1 de junio de 1847, se aprueba el deslinde del término de Molinicos realizado por el Comisionado Higinio Herreros, con lo cual quedaba terminado el proceso de emancipación de Molinicos.

 

 

CONCLUSIONES

De lo expuesto a lo largo de estas páginas se puede deducir que Molinicos sufrió un tortuoso camino hasta lograr la definitiva independencia de su matriz, Elche de la Sierra, muy probablemente, con muchas más dificultades de las que normalmente se encontraron los demás municipios de nuestra provincia, pero finalmente, gracias al tesón de los entonces habitantes del pueblo, guiados ya sea por sus ideas, ya sea por sus intereses (al menos eran conscientes que estos eran comunes), se hizo realidad la existencia oficial de un pueblo llamado MOLINICOS.

Desde el punto de vista actual, en que las instituciones, como el Ayuntamiento, se ven como algo que no nos compete y que son tan sólo un sitio donde ir a hacer alguna que otra gestión, no apreciamos la importancia que tiene el haber obtenido la emancipación de Elche.

Al fin y al cabo Ayuntamiento deriva de Ayuntamiento (reunirse juntos), y esta idea fundamental, durante muchos siglos, movió a los vecinos de cualquier población de España a juntarse y solicitar bien al Rey, bien a la Diputación, bien al Gobierno, que le concediera el villazgo, la posibilidad de gestionar por sí mismos los recursos que poseían, pues sólo con el titulo de Villa era posible el instituir, el dar forma, una identidad propia y diferenciada de la de los demás pueblos.

Ya medio siglo antes los habitantes de Molinicos y las aldeas limítrofes habían encontrado su nexo de unión consiguiendo una parroquia independiente, sin dudas, el hecho de reunirse periódicamente fue acrecentando los lazos que entre ellos tenían y se formó el sentimiento de pertenecer a una comunidad, tanto en cuanto a los afectes como en cuanto a los intereses.

Sólo bajo esa idea de comunidad es comprensible la búsqueda de obtener el reconocimiento oficial de su existencia, sólo teniendo la idea de que el propio futuro depende del futuro de los demás, y sobre todo de los más próximos, es posible que las poblaciones progresen. Aprendamos de nuestro pasado.

CCM: César Colomer Morell

 

 

 

 

 

 

Transcribimos a continuación copia de la escritura en virtud de la cual Molinicos pasó de ser Aldea a Villa.  Origen, por tanto, de la historia del Municipio de Molinicos como tal.

 

Copia de la escritura de Convenio entre los Comisionados de la Aldea de Molinicos y los de esta Villa de Elche de la Sierra sobre la separación de esta Aldea, parte que debe recibir de la Dehesa de Molinicos y limites jurisdiccionales que se deben fijar en su separación.

 

En la Villa de Elche de la Sierra a catorce de junio de mil ochocientos cuarenta y cinco. Ante mi el Escribano de S.E. y testigos que se expresarán, compareciendo de una parte los Sres. D. Juan Roldan Felipe, D. Julian Amores y Vega, D. Sebastian Quijano Jover, D. Sebastian de Frias Sanchez, D. Santos Rodriguez y D. Juan A. Lopez, comisionados por el Ayuntamiento de esta Villa, segun acreditan por certificacion del acta de su nombramiento, verificado en dos del actual, que me entregan y cuyo tenor en su parte dispositiva es el siguiente:

Primero.- Que se nombre una Comision compuesta de los Sres. Presidente del Ayuntamiento D. Juan Roldan Felipe (y demas senores antes citados), a quienes se autorizase como por este acta se autoriza con las mas amplias facultades para que por si, como encargados del Ayuntamiento y representantes de los intereses del vecindario restante, practiquen cuantas diligencias conceptuan convenientes,a fin de que tengan estricto cumplimiento las Ordenes del Gobierno de S.E., no permitiendo supercherias, violencias ni otro genero de coacciones, que se opongan al ejercicio de la libertad con que deben obrar los interesados, impidiendo que intereses mezquinos e individuales se sobrepongan al general y conveniente de los sencillos moradores de las Aldeas, todo en los limites y como negocio gubernativo, pues en el caso de tener que sostener un pleito, se solicitará la correspondiente autorización del Sr. Jefe Político en conformidad a 10 dispuesto en el art. 12, cap. 7, de la Ley de Ayuntamientos.

Segundo.- Que en el caso de que oficiando a Molinicos se convengan en tratar de este negocio amigablemente, haya de verificarse con otra Comisión, compuesta de sujetos autorizados, competentemente por todos los vecinos que otorgan escritura comprometiéndose a sufragar los gastos de emancipación para que alejar todo motivo de ilegalidad y resentimiento entre los comprometidos.

Tercero.- Que al convenir en los limites jurisdiccionales se tengan en cuenta las labores y cortijos que corresponden a los vecinos de Elche, a quienes en ningún caso les es conveniente sólo de Molinicos por tener sus casas abiertas y haciendas de consideración en esta Villa, supuesto que hay la suficiente extensión de terreno para señalar a Molinicos y que es notorio que los del Poniente de Elche, por su calidad abundante y buenos pastos y arbolado son incomparablemente mejores que los demás del Oriente.

Cuarto.- Que la división de la Dehesa de Torre Pedro cuyo terreno y arbolado se agregó a Elche después de oir dos veces a la Diputación Provincial y Comisión Mixta para indemnizar a los vecinos de Elche de la mancomunidad de pastos que tenia con la ciudad del Alcaraz en los veinticuatro y un cuarto de Sierra Vieja, Fuente de Buitre y Casa Lázaro,según se comprobó con testimonio del Privilegio de Villazgo de que fueron despojados en el año de mil ochocientos y acreditó con las Provisiones de amparo del extinguido Consejo de Castilla, sólo se computan los vecinos que tenian derecho a la referida Mancomunidad porque habiéndose dado en compensación aunque escasa de este derecho no parece justo que sea extensivo a los que carecian agregación.

Por último que se pasen avisos al Pedáneo, Cura Párroco y  mayores contribuyentes, para que haciendo entender a  los interesados lo convenido y resuelto en el particular segundo resuelvan lo que crean conveniente y se dé conocimiento al Comisionado por el Sr. Jefe Politico, manifestando a todos que puede suspenderse todos los procedimientos hasta la resolución afirmativa o negativa del convenio, protestando la nulidad cuando se concertó a la sombra o garantia de esta sincera y amistosa tregua.

De otra parte comparecieron igualmente los Sres. D. Antonio Morales, D. Celestino Palacios, José de la Cruz, José Diego Linares, José León e Isidoro Navarro, los cuales obtuvieron poder especial para gestionar e intervenir en todo lo relativo al expediente de emancipación, en primero de septiembre de mil ochocientos cuarenta y cuatro  otorgado por los   moradores de Molinicos y sus aldeas, sus convecinos por él. Ante el Escribano D.    Pascual García Martínez, cuyo    poder presenta; asi como el escrito que sigue.

 

 

 

ACTA

 

En la Aldea de Molinicos a trece de junio de mil ochocientos cuarenta y cinco, reunidos a invitacion del Alcalde Pedaneo D. Jose de Frias Felipe y los Sres. Andres Gonzalez Valdelvira, Jose Sanchez Roldan, Victor Roldan, D. Jose Reolid, Rafael Gonzalez, Jose Miguel Orzaez, Ramon Sanchez, Manuel Torrente, Roque Garcia, Andres Sanchez, Isidoro Gonzalez, Juan Diego Roldan, Bias Gonzalez de Jose, Jose M. de la Cruz y Bonifacio Roldan, Gregorio Gonzalez Felipe, Zacarias Linares, Jose Gonzalez de Isidoro, Juan Osuna, Jose Garcia de Gines, Alejandro Torrente, Juan Felipe de Juan, Bias BermWdez, Andres Palacios, Cipriano Tauste, Rafael Martinez, Juan A. Sanchez, Jose Diaz, Juan Blazquez, Fausto Gonzalez, Pedro Garcia de Diego, Bias Moreno y Pedro Lopez de Juan.

 

Enterados de una comunicacion del Sr. D. Juan Roldan Felipe, Alcalde Constitucional de Elche de la Sierra, relativa a que D. Tiburcio Sanchez, Comisionado POT el ST. Jefe Superior de esta Provincia para la practica de Diligencias que deben proceder a la emancipacion que solicita esta Aldea de su Matriz, Elche de la Sierra, habia manifestado los VIVOS deseos de que estaba poseido de que este negocio se instruyese y fijase de un modo conciliador y amistoso, tanto en la division de terminos y lineas jurisdiccional, como en la justa y proporcional distribucion de Propios y aprovecha­mientos comunes, a cuyo efecto el Ayuntamiento Constitucional de Elche, habia nombrado una Comision compuesta de los Sres ..... (sigue el nombre de los comisionados de Elche), para que con esta Comision compuesta de sujetos autorizados competentemente, por este vecindario se reuniesen ambas Comisiones en la Villa de Elche de la Sierra, y adoptasen el medio de secundar las invitaciones manifestadas por dichos comisionados; y llamandose este vecindario en un todo conforme con tan loables fines y no obstante que tienen otorgado poder a favor de D. Celestino Palacios, D. Antonio Morales etc .. , para conocer y gestionar y practicar cuantas diligencias sean conducentes a lograr la emancipaci6n de la Villa de Elche de la Sierra, que se tiene solicitada en primero de septiembre de 1844, ante D. Pascual Garcia Martinez, Escribano de S.M. y del Juzgado de Primera lnstancia del Partido de Yeste; Deseando terminar los negocios de participacion que han de tener los habitantes de Molinicos y sus Aldea en las fincas rusticas y urbanas que constituyen los Propios de Elche y también por donde en su caso ha de tirar la linea jurisdiccional; Usando de nuestro derecho conferimos especial facultad y poder a los referidos ya comisionados para conferenciar con la citada Comisión de Elche y convenir en ambos extremos, cuidando que se expresen con la mayor claridad para evitar dudas y disturbios, pues para todo ello les damos y conferimos sin limitación alguna y sin que por falta de expresión queda nada sin gestionar, pues desde ahora para en caso lo damos aqui por inserto como si lo fuese, y es su libre y franca administración y facul­tad de poderlo enjuiciar y Jurar y sustituir y renovar unos sustitos y crear otros de nuevo, pues a todos revela en forma.

 

Ya que estamos y pasamos por cuanto en virtud de dicho poder los citados apoderados 0 los sustitutos de estos, abracen, obligamos nuestra personas y bienes presentes y futuros por si y a nombre de nuestros convecinos, y damos poder a los Srs. Jueces y Justicias de S.M. de cualquiera parte que sean para que ello se nos compela y apremie con todo rigor legal, renunciamos todas la Leyes, Fueros y derechos y privilegios de nuestro favor y a la General en forma. Y para que asi 10 puedan acreditar ante la referida Comisión de Elche de la Sierra formamos la presente que firmamos.

 

El Alcalde Pedaneo, D. Jose de Frias Felipe, (y siguen los relatos al principio).

 

 

 

 

 

ESCRITURA

 

En su consecuencia DIJERON: Que siendo solicitado de S.M. la gracia o privilegio de Villazgo, emancipándose de Elche con otras varias aldeas y caseríos, situados a sus inmediaciones en señalamiento de termino y parte que les debe corresponder en los Propios, hallándose dispuesto a sufragar todo genero de gastos hasta conseguir su objeto; Y al estar practicando dichas diligencias el comisionado por el Sr. jefe Político de la Provincia no han podido por menos de convenir en la oportunidad y conveniencia de las indicaciones que sujetos respetables y amantes de la Paz les han dirigido para que se acuerde y termine de modo amistoso en cualquier genero de desavenencias, que la índole de este negocio pidiera prudencia conciliando hasta donde sea posible las mutuas exigencias y respectivos intereses así como los derechos que cada cual pudiera ejercitar y hacer valer bajo el ampara de las Leyes; alejándose de esta forma todo motivo de disgustos de resentimientos y de pleitos ajenos a personas honradas y de envidias, que además constituyen una familia que animados de estos nobles sentimientos tuvieron los Comisionados de Elche una reunión amistosa el día 10 de los corrientes, en la que expusieron aquellos la pretensión a participar de los productos de todas las fincas de Propios y acerca de los sitios por donde debía tirarse la línea jurisdiccional para que tuviese la nueva Villa la legua legal que se acostumbra señalar a las Aldeas que se separan de sus Matrices, sin perder de vista la calidad de los terrenos para la cría de los ganados de toda especie y arbolado; con este motivo se tuvo en consideraci6n las observaciones de la Comisión de Elche relativas a que la practica inmensa tiene sancionado que las aldeas que se encuentran en casos idénticos edifiquen a sus expensas salas municipales, corceles y demos edificios públicos, que el molino, pertenecientes a los Propios de Elche, de bien escasa producción a la verdad, así como los Hornos fueron debidos en su mayor parte a la generosidad desprendida de Sr. Cura Párroco, D. José de la Parra, a su distinguido celo se deben estas y otras obras de utilidad publica, y a los esfuerzos y concurrencia de los vecinos residentes en el recinto o casco de la Villa; De consiguiente que solo podía alegarse otro a la participación de la dehesa de Torre Pedro y Molejón, que correspondía a Alcaraz y se agrego a Elche como una ligera compensación del derecho que tenían sus vecinos residentes en el recinto y casco de la Villa; De consiguiente que solo podía alegarse otro a la participación de la dehesa de Torre Pedro y Molejón, que correspondía a Alcaraz y se agrego a Elche como una ligera compensación de derecho que tenían sus vecinos a la Mancomunidad de pastos en los 21 cuartos de Sierra Vieja, Casa de Lázaro y Fuente del Buitre, de que fueron despojados en 1800, y esto solo por los que tenían la calidad de vecinos de esta poblaciónn en época oportuna para conseguir y conservar este derecho.

Con presencia pues de esta observaciones que se ampliaron y comentaron de diferentes modos y después de una detenida y acalorada discusión otorgan y obtienen en los particulares siguientes:

PRIMERO.- Estar conformes en declarar a los moradores de Molinicos, que solicitan la emancipación, la cuarta parte de la Dehesa expresada, decidido el importe de los dos censos que contra si tiene la Villa, no obstante que esta en menor proporción el numero de vecinos que intenta segregar de la Matriz y termino dicho a la Mancomunidad de pastos con la ciudad de Alcaraz.  

SEGUNDO.- Que se obligan ambas Comisiones por si y sus representados a promover de común acuerdo la enajenación de dicha Dehesa por creerla útil para ambas partes y esta recomendado en varias Reales Ordenes la enajenación de fincas rusticas y urbanas de los Propios y se conceden una intervención reciproca para las operaciones de justiprecio y subasta que deberán practicarse en Elche como que tiene en ello un mayor interés.  

TERCERO.- Que por igual razón de ser mayor interesada la población de Elche, y en tanto que no se verifica la enajenaciónn de la citada Dehesa se administración correrá a cargo de esta Villa, tomando come es consiguiente la iniciativa para las subastas de arrendamiento de pastos, cobradas de su importe y el de los cánones de los censos; verificándose la subasta con la intervención y participación correspondiente por parte de la población de Molinicos, reducido el 20% que se gasta en tesorería y teniéndose presente y respetándose el derecho en que están los moradores de Torre Pedro de ser preferidos por el tanto en el aprovechamiento de los pastos.  

CUARTO.- Y finalmente también están conformes y asienten en que en el caso de que S.M. conceda la gracia de emancipación de que se trata la línea jurisdiccional se tirara y amojonara a costa de ambas poblaciones, por los puntos que se han de mencionar:

 

 

 

LIMITES ENTRE MOLINICOS Y ELCHE.

Se dará principio en el Mojón que divide la jurisdicciónn de Yeste de la de Elche sobre la Casa de la Capellanía, que fue de D. Pedro Valero, y seguirá en dirección oriental a la Fuente de Horno Ciego, de aqui al Peñón de la Cierva y al Llano de las Tejas, desde este punta y continuando la cumbre adelante del Collado que divide las aguas a la Hoya de Riopar y el Morcillar, seguirá la línea del mismo modo cumbre adelante y aguas vertientes al Collado que divide estas de la Dehesa Vieja y Hoya de Riopar, de donde se partirá por donde se dividen las labores de D. Sebastián Quijano, Bias González (de José) y Capellanía de Chotil en dirección al Collado de la Lagunilla, cantero del llano de Juan López, linde de las labores de la Vda. de Alfonso Rodríguez y Andrés González Valdelvira; siguiendo al Pinar de Pinilla a buscar la vereda que va de Molinicos a Fuente Carrasca hasta llegar a la Rambla de Pinta Blanca. Llegada aquí la referida línea se tomará la cumbre arriba de la Dehesa hasta el Collado del Barranco en donde pasa la vereda que va desde Morote a la referida Fuente Carrasca, siguiendo la corriente abajo del mencionado Barrancal hasta llegar al abrevadero del Fontanar, terminando desde este punto en dirección como al norte por las Covachas de la Chaparrosa al camino de Ayna. Advirtiendose que quedan de comun aprovechamiento para ambos Pueblos los abrevaderos consignados de Fontanar de la Fuente del Tay, Fuente Carrasca, Fuente Pinilla, Royo de la Fuente Higuera y Fontanar de Pena Rubia.

Y que se dejan en libertad a los moradores de Puerto, Rubielo y Retamar para que soliciten e incorporen si vecindad en cualquiera de los dos Pueblos, según les dicte su particular conveniencia.

Con cuyas condiciones dan por terminadas sus respectivas declaraciones y transigidos  sus acciones y derechos, declarando que esta amigable composición convenida de antemano y que hoy reducen a Escritura Publica, no hay dolo error sustancial, ni de calculo, engaño ni lesión, porque sobre todo se ha conferenciado con detencion, consultando las bases de la composicion a 10 que dicta la Justicia y la conveniencia reciproca, y en caso que lo haya en poca o mucha monta se hacen de lo que sea mutua donación perfecta e irrevocable, renunciando la Ley que trata de las lesiones y en cualquier otra que en este sentido les favorezca. Dan por pasados los cuatro prefijados para rescindir el contrato, porque lejos de haber mediado ninguna de las circunstancias indicadas, ni coacción alguna especie, ignorancia, miedo grave, ni otro medio de excepción legal, confiesen que este contrato es útil a ambos otorgantes y a sus representados, y quieren que sobre ello jamás se de lugar a pleitos ni resentimientos de ninguna especie. En cuya atención y para mayor estabilidad se apartan de cualquier derecho, que en su caso puedan tener y pretender unos contra otros y se obligan a observar exacta e inviolablemente esta transacción y amigable composición, etc... Y lo firman los que saben y por los que no un testigo a ruego, a quienes doy fe conozco, siendo testigos:

D. Rafael Valcárcel, Bernardo Idarte, y José Molina, vecinos de esta Villa, Juan Roldan Felipe, Julián Amores, Sebastián Quijano Jover, Sebastián de Frías Sánchez, Santos Rodríguez, Juan A. López, Luis Vicen, Celestino Palacios, José de la Cruz, José Diego Linares, testigo a ruego de Isidoro Navarro, Bernardo Indarte, testigo a ruego de José León:

José Molina.- Antonio Morales.- Ante mi para protocolarla en la numeracion de D. Pedro José López vecino de Albacete y residente en esta, presente fui a su otorgamiento y en fe de ello lo signa y firmo en dos pliegos, uno de sella de ilustres y el intermedio del cuarto quedando anotada esta saca en el protocolo que queda escrito en cuarto mayor para protocolario en la numeraria de D. Pedro José López, vecino de dicha Villa de Albacete, día, mes, y año de su otorgamiento.

 

 

HISTORIA