COLABORACIONES

 

 

LA VERDAD DE LOS AMIGOS.

 

Quisiera hacer una reflexión sobre la verdad, la duda, la mentira y la manipulación.

Desde que tenía 14 años resido fuera de mi pueblo. Mi anhelo era volver, reencontrarme con “mi gente” e intercambiar historias, anécdotas, risas y buenos ratos sobre todo. Vas creciendo y vas observando que “tu gente” quiere seguir pasando buenos ratos pero no contigo sino a tu costa. La gente que nos rodea suele ser la gente que más nos traiciona, por qué?. Se me ocurren muchas respuestas pero dejo que cada lector de la suya para no parecer pedante. Existen personas que están en posesión de la verdad absoluta, conocen y saben de todo, que suerte¡¡¡¡¡. Yo no se de casi nada ni quiero saber. El problema comienza cuando esas personas creen saber de mi vida más que yo misma y hablan y cuentan cosas mías que ni yo misma conozco. ¿Eso es fantasía, ilusión o mala fé ?. Quién les ha dado licencia para usar mi nombre y mi vida ? Todo el mundo hemos oído hablar alguna vez de Einstein y hemos oído hablar de lo absoluto y lo relativo, por ejemplo decimos: estás en posesión de la verdad absoluta, sin pararnos a pensar que según quién te oiga tendrás o no razón. Todo es relativo.

A partir de este momento comienza la duda, venden tan bien su historia que llega un punto en el que dudas de si lo que estás oyendo es verdad o mentira y al dudar consientes que te cuenten más historias y esas historias se van haciendo cada vez más grandes y para que continúen creyéndote aparecen las mentiras y con la aparición de las mentiras surge la manipulación de las mentes menos abiertas y más crédulas.

¿Que se consigue con esto? Estar en el centro de las vidas de los demás.

Estos “pastores” de infelices nunca aparecen en escena, dejan que sus crédulos oyentes te vayan a ti con sus historias. Quién les ha dado potestad para decir lo que está bien o está mal y quien son ellos para juzgar?. El mismo hecho en personas distintas es visto de distinta manera, pero el hecho sigue siendo igual.

Mi padre siempre me decía que la gente ha de hablar de ti, bien o mal, porque al hablar de ti te consideran importante. Hay personas con mucha importancia porque siempre están en todas las “tertulias amenizando la velada”. Esas mentes retorcidas consiguieron amargar a mi padre los últimos años de su vida, aprovechándose de su enfermedad. NUNCA les perdonaré. Ahora continúan con sus historias que, sacadas de su contexto, no tienen que ver nada con la realidad. Como se atreven a decir, a indicar, a insinuar con quien tengo que hablar o no, a quien tengo que saludar o no, o con quién tengo que “rezar el rosario”?. Se han parado a pensar que esas personas son padres y que esos padres tienen hijos?. ¿Como pueden mirarme a la cara cuando están “matando” a mi sangre?. El linchamiento moral al que nos estamos viendo sometidos es otra forma de “matar”. De cobardes y víboras está el mundo lleno, pero aquí el porcentaje es elevado. La envidia, la hipocresía, los celos, el aburrimiento son cualidades de estos seres. No quiero ni tengo que defender a nadie porque no hay nada que defender, sólo quiero decir que no quiero “amigos” tan buenos, que reflexionen sobre lo que están haciendo y sobre la ganancia que están obteniendo y, esos “amigos”, ellos saben quien son, que duerman en paz porque nosotros lo hacemos.

 

A la buena gente del pueblo que hay mucha, un saludo muy fuerte y no se dejen manipular.

 

Esperanza Serrano Amador.

(No tengo que dar mi teléfono porque “mis amigos” lo conocen)